Marcha por la dignidad, error de banderas

-Marcha-por-la-Dignidad-hacia-Madrid_optEsta tarde ha concluido en Madrid, concretamente entre Atocha y la Plaza de Colón, las denominadas ‘Marchas por la dignidad’ bajo el lema Pan, trabajo y techo para todos y para todas. Un lema que compartimos todos los que estamos sufriendo esta crisis económico-política en España y en Europa y que como señalaban algunos participantes en la marcha “no tenemos ningún color político y sólo queremos que se refleje el malestar de muchas personas que los están pasando muy mal”.

Ya era hora de que la gente se manifieste, todos los días si es necesario, para que esta situación tenga algunos visos de poder solucionarse, y para que aquéllos que todavía no se creen que la crisis ha afectado a todas las personas y todas las condiciones sociales -en especial a la denominada clase media, que ya casi no existe- se den cuenta de cómo está el patio.

Algo tiene que ocurrir, algo tiene que suceder y es la gente, las personas, las que tienen que hacer que esto cambie, si esperamos a que nos lo solucionen los políticos, vamos listos.

Lo único en lo que no estoy de acuerdo con estas marchas y manifestaciones es que se sigan utilizando banderas tricolor de la República de 1931. Muchos siguen mostrando su ignorancia al intentar utilizar esta bandera, con la que muchos no nos sentimos identificados, al igual que se utilizaba la del pollo franquista. Si quieren mostrar su rechazo a la monarquía, que lo hagan, pero no cambiando la historia de la bandera española que con sus colores rojo y gualda viene identificando al territorio español desde 1785.

Los Estadios Unidos de Norteamérica tienen muchas desigualdades en su sociedad, tienen muchas cosas que no se deberían copiar y muchas otras cosas buenas, pero que envidia dan cuando en cualquier acto social, deportivo, cultural, político o del índole que sea siempre van con su bandera por delante. Al igual que los franceses o los británicos. Nosotros tenemos una gran historia, con muchos errores, pero debemos estar orgullosos de ella e intentar mejorar para el futuro. Intentar volver a enfrentar a la sociedad por cuestiones de banderas es ilógico. Si no quieren llevar la española, pues que no lleven ninguna, pedro que no obliguen a muchas personas a tener que quedarse en casa o marcharse de una manifestación tan necesaria y justa como ésta por utilizar una bandera anacrónica, que muchos seguro que no saben ni de dónde ha salido.

 

About José Luis García

Periodista con más de 25 años de experiencia, especializado en información local, inmigración, sanitaria y deportiva.

One Response

  1. M. M. marzo 22, 2014