El Salvador aplaude la valentía del Papa Francisco I por la reanudación de la beatificación de monseñor Romero

monseñor romeroUn nuevo Gesto de Papa Francisco I que hace pensar que es muy diferente a sus antecesores, al señalar que no ve ningún impedimento para la beatificación del arzobispo salvadoreño Oscar Romero, que fue asesinado en 1980 mientras oficiaba una misa por fuerzas gubernamentales.

Hay que recordar que ese asesinato fue el preludio de una guerra civil que se saldó con más de 75.000 muertos en el pequeño país centroamericano y que el arzobispo Romero fue asesinado por denunciar desde el púlpito los abusos del Ejército.

Tanto Juan Pablo II como Bedicto XVI paralizaron su beatificación por la cercanía del sacerdote con la Teología de Liberación, un movimiento que hacía hincapié en la ayuda a los pobres y la justicia social.

      Su asesinato a manos de un escuadrón de la muerte en marzo de 1980 fue uno de los más impactantes del largo conflicto entre el Gobierno salvadoreño, apoyado por Estados Unidos, y rebeldes izquierdistas que se prolongó hasta 1992.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, quien fue comandante guerrillero durante la guerra civil, ha señalado que “todos los salvadoreños se sintieron felices porque tuvimos la grata noticia del Papa Francisco de que no existe ningún obstáculo para la beatificación”.

About

Escribir un Comentario