El destino puede ser cruel o justo, Granados lleva 100 días en la cárcel que él inauguró

Granados en la sede del PP en Majadahonda.

Granados en la sede del PP en Majadahonda.

Algunas veces el destino juega malas pasadas, también se podría decir que el destino no se puede cambiar o, simplemente, que estaba predestinado para tal o cual cosa. Lo cierto es que hay hechos que parecen predestinados, como que Francisco Granados,  ex consejero de la Comunidad de Madrid y ex secretario general del PP regional, cumple hoy sábado 100 días preso en la cárcel de Estremera, el centro en cuya inauguración participó en julio de 2008 y donde permanece desde el pasado 31 de octubre por haber dirigido presuntamente una “organización criminal” dedicada al cobro de comisiones ilegales a cambio de la adjudicación de contratos públicos desarticulada en la ‘Operación Púnica’.

Granados fue durante muchos años el hombre fuerte de Esperanza Aguirre, incluso por encima del hoy presidente de la Comunidad Ignacio González. Su figura era más temida que respetada por todos los alcaldes de la Comunidad que sabían el poder que sustentaba. Aquellos que tuvieron trato con él en sus años de ’manejos’ sólo esperaban que algún día cayera de su pedestal como así sucedió. La pena es que nadie se atrevió a denunciarlo en su momento, por  miedo a las posibles represalias. Todo el mundo señala ahora que bastante ha tardado la justicia en actuar contra él, incluso compañero de partido comentaban off the record iba a llevar al partido a la ruina como algún día alguien se enterara. Porque no sólo es que se enriqueciera personalmente, sino que durante muchos años era la persona fundamental para realizar una u otras inversiones en los municipios. Al que se portaba bien, le caía una recalificación, o un instituto, o un polideportivo o una circunvalación… al que se portaba mal, el ostracismo. Y daba igual que fuera del propio PP o de otro signo político, ahí sí que todos eran iguales.

Este es el problema cuando un partido se eterniza en el Gobierno de una administración, que al final se cree que el cortijo es suyo y no de los ciudadanos.

Y Esperanza Aguirre mientras tanto…. Por supuesto no sabía nada.

About Redacción Tu Criterio

Redacción Tucriterio.com

Escribir un Comentario